¿Cómo entender a la depresión para poder curarla?

| 12 julio, 2017 | 0 Comentarios

La depresión es un mal agobiante.

La depresión es un grave mal poco comprendido por quien no lo padece.

La depresión aparece cuando nuestro estado de ánimo se altera de tal manera que interfiere negativamente en todos los aspectos de nuestra vida.

Algunos la llevan penosamente desde que nacieron. Son depresiones endógenas que vienen con la constitución del ser humano. Otros, reaccionan a los eventos negativos de la vida con depresión y también están quienes arrastran un trastorno distímico (ánimo depresivo crónico), que no los invalida del todo, pero que perjudica bastante su calidad de vida.

La depresión baña de negro la realidad

La depresión tiene múltiples síntomas, pero se puede decir que, en general, nos anula la voluntad, la alegría, la esperanza, los proyectos, la perspectiva de un mañana. Los días se suceden, uno tras otro, en una suerte de círculo sin fin donde, según la gravedad de la enfermedad, se incumple con funciones vitales (comer, bañarse, etc.) y laborales, en los mejores casos. En los casos más graves, se anulan casi todas las actividades.

Tipos de depresión

Existen diferentes tipos de trastornos depresivos, según la gravedad que presentan:

Trastorno depresivo grave: Se está imposibilitado para estudiar, trabajar, dormir o hacer cualquier cosa de forma cotidiana. Los acontecimientos que antes le causaban entusiasmo ahora le resultan indiferentes por más llamativos que parezcan para otros.

Trastorno bipolar: Se manifiesta a través de cambios de ánimo extremos. Tan pronto quien lo padece está hundido en la mayor de las depresiones como puede manifestarse extremadamente feliz y eufórico. Y así, transita por emociones opuestas, durante la enfermedad.

Trastorno estacional:  Tiene que ver con la llegada del invierno, al disminuir las horas de claridad. Suele remitir solo cuando llegan los primeros soles primaverales.

Trastorno reactivo: Es la depresión nombraba al principio y la más frecuente. Aparece tras la pérdida de un ser querido, un trabajo; una mudanza de barrio o colegio, o después del rompimiento de una pareja. El dolor va en aumento, hasta que se cumple el tiempo necesario de duelo y otra vez, volvemos a ser los de antes.

Depresión por culpa: Con el paso del tiempo, empezamos a hacer un balance de lo que hemos vivido. El mal aparece, por ejemplo, si  consideramos erróneas decisiones que tomamos años atrás y nos preguntamos qué hubiera sido de nuestra vida si no hubiéramos dejado a ese novio o ese trabajo, o si nos hubiéramos mudado a otro país. Cuestionamientos que causan culpa porque no hay vuelta atrás. Esta depresión está llena de nostalgia por el tiempo pasado.

Depresión por colapso: Esta depresión surge por un fuerte agotamiento físico y psicológico. Es la depresión de las personas sometidas a mucho estrés en sus trabajos, especialmente aquellos que trabajan con enfermos o personas mayores que les demandan gran atención y responsabilidad constante.

Candidatos a la depresión

Hay personas vulnerables y sensibles que están más propensas a sufrir una depresión. Algunas, cuyos padres y abuelos han sido depresivos, tienen mayores posibilidades de contraerla, y otras, que por el entorno donde se mueven, también son candidatos. Todo esto más allá de las condiciones genéticas explicadas.

Cómo curar la depresión

Hay tratamientos muy eficaces destinados a proveer la falta de serotonina (sustancia química responsable de mantener en equilibrio nuestro estado de ánimo) en las personas depresivas, pero no hay que descuidar la terapia psicológica, los grupos de apoyo o el coaching, que impulsa a vivir en el presente.

Y esencialmente, el depresivo deberá centrarse en un proyecto, porque si no tenemos un proyecto al mirar hacia adelante, solo se verá el fin de nuestros días. Y esa visión, sin dudas, empeora la depresión. Enfocarse con resistencia en algo que lo ilusione, aunque le cueste porque justamente la depresión es la ausencia de todo interés, será un gran apoyo al tratamiento médico.

Google+

Tags: ,

Category: SALUD

¿Quién escribe? ()

Adriana Giannini es periodista, redactora especializada, docente, oradora y coach. Colabora con grandes medios y editoriales de Argentina y España. Sus temas predilectos son: salud, ciencia, psicología, sociedad, coaching y todo aquello que la impulse a investigar y a "educar" a través de la palabra, sus dos grandes pasiones.

Deja un comentario