La Sagrada Familia: símbolo mundial de Barcelona

| 5 febrero, 2015 | 2 Comentarios

El Templo Expiatorio de la Sagrada Familia, obra del arquitecto catalán Antonio Gaudí, es la atracción más distintiva de la capital de Cataluña.


La Sagrada Familia

La Sagrada Familia: máxima expresión del estilo gótico. Foto: Migdalis Pérez.

Las altas naves sobresalen en la distancia anunciando al mundo su presencia. Desde dondequiera que se las mire impresionan por su extraordinaria belleza y estilo gótico. No hay manera de que las torres del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia pasen desapercibidas.

La Sagrada Familia, orgullo de BCN

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, la Sagrada Familia es el proyecto cumbre del arquitecto catalán Antonio Gaudí, así como la iglesia en construcción más grande del mundo (más de 12 000 metros cuadrados) y la que ha necesitado más tiempo para su terminación: más de un siglo, y aún las obras continúan.

Estas tres peculiaridades la han convertido en el sello distintivo de Barcelona, España, y, por tal razón, cada año recibe a millones de visitantes de todas partes interesados en su historia religiosa y arquitectónica.

Gaudí: detalles de su colosal obra

Herencia de un proyecto neogótico anterior, la construcción del monumental templo cayó en manos de Gaudí en 1883. Según historiadores locales, el prestigioso arquitecto dedicó toda su vida a la realización de esta ambiciosa empresa, y tanto fue así que fijó en ella su propia residencia.

La Sagrada Familia estaría lista dentro de 20 años.

Su principal meta era perfeccionar la estructura gótica de las principales catedrales europeas y también la del proyecto anterior. Por eso ideó una estructura equilibrada de columnas que se ramifican como las ramas de un árbol y lucen impresionantes elementos decorativos.

Fiel a su inclinación por la simbología cristiana, Gaudí también planeó mostrar la vida de Jesús y la historia de la fe. Así, los 18 campanarios de la Sagrada Familia representarán al propio Jesús, la Virgen, los cuatro evangelistas y los doce apóstoles; sus tres fachadas, la vida de Jesús desde el nacimiento hasta la muerte, y su interior, la Jerusalén celestial por medio de columnas alusivas a las ciudades y continentes cristianos.

Otro elemento que distingue al famoso templo es su construcción a base de 22 tipos de piedra. Piedras procedentes de los diversos procesos geológicos registrados durante sus casi 130 años de edificación.

Atendiendo a la magnitud del proyecto y consciente de que no lo terminaría, Gaudí tomó todas las previsiones pertinentes para que su obra fuera concluida tal como la esbozó. Precisamente, gracias a sus  planos y maquetas, otros arquitectos han podido continuar el trabajo que dejó inconcluso en 1926, cuando murió tras ser atropellado por un auto.

A pesar de los avances tecnológicos existentes hoy, que permiten analizar mejor y más rápido sus bocetos, así como introducir nuevas técnicas y materiales de construcción, expertos aseguran que la obra no estaría completamente terminada hasta por lo menos dentro de 20 años. Para entonces, habrá que quitarse el sombrero ante tamaña proeza de la arquitectura catalana, una de las más originales y ambiciosas del mundo, innegablemente.

Google+

Tags: ,

Category: CRÓNICAS, TURISMO

¿Quién escribe? ()

Migdalis Pérez Castillo es una periodista cubana con experiencia en prensa escrita, radial, televisiva y digital. Sus artículos han encontrado espacio en reconocidos medios de prensa cubanos e iberoamericanos, entre ellos, la agencia de noticias Prensa Latina, el Sistema Informativo de la Televisión Cubana, la emisora Radio Reloj, las publicaciones nicaragüenses La Prensa y El Nuevo Diario, la revista chilena Punto Final, el periódico mexicano Excélsior, el portal online Suite101 y Vista magazine. Actualmente, escribe para la versión online de Qué Rica Vida, el periódico Negocios Now y la revista Catalejo, a la que también dirige.

Comentarios (2)

Ir al inicio | RSS

  1. Maria dice:

    Espectacular sin duda! Lo mejor que he visto nunca. Visito de vez en cuando Barcelona y siempre voy a ver cómo van las obras. Sin duda, lo mejor que ver en Barcelona

Deja un comentario