Educación superior y capital humano

| 5 noviembre, 2014 | 0 Comentarios
educación superior

Educación superior: eslabón vital en el desarrollo de cualquier sociedad.

La educación superior es un eslabón fundamental en el desarrollo de cualquier sociedad. Claves y resultados de la buena enseñanza. 

La educación superior es una característica del desarrollo que no solo permite incrementar el capital humano de la sociedad, sino también los conocimientos del alumno sobre diversas materias y su potencial de cara al mundo laboral. Esto ayuda a la cohesión y justicia sociales, al tiempo que propicia un enriquecimiento cultural y el crecimiento de una identidad nacional basada en la diversidad.

La educación superior en las escuelas diseñadas para esa clase de enseñanza ayuda a formar estudiantes en distintas especialidades (ciencias exactas, sociales, médicas, tecnológicas, etc.), las que, sin dudas, contribuyen al mejoramiento social en todas esas ramas de la vida.

El camino a la educación superior

La educación, como proceso de formación en las escuelas, permite que los alumnos accedan a tres niveles de enseñanza: básica, media y superior. 

  • Educación básica: Preescolar y Primaria ((ambas a nivel general, comunitario e indígena); Secundaria (general, técnica, telesecundaria).

  • Educación media: Profesional Técnico (CET, Cecyte, Conalep, entre otros) y Bachillerato (general, tecnológico).

  • Educación superior: Técnico Superior (universidades tecnológicas), Licenciatura (universitaria, tecnológica), Posgrado (especialidad, maestría y doctorado).

Cabe destacar que los alumnos deberán superar el Bachillerato o conseguir un título equivalente para poder acceder a los distintos niveles de la educación superior.

La educación como método de formación social

El alumno que ha recibido una educación superior tiene más posibilidades de ponderar y analizar la información que le llega del entorno y de los medios habituales de información. Además, su consciencia crítica y moral se agudiza, lo que le sirve para comprender mejor los problemas y las necesidades de su tiempo.

Según ciertas encuestas, hasta un 25% de los alumnos bien educados han contribuido a la cohesión social y a generar un mayor sentimiento de justicia.

Especialistas en materia educativa, por su parte, han señalado que, en algunas universidades, la educación es demasiado superficial, pues lo único que hace es preparar a los estudiantes para que desempeñen un puesto de trabajo. Este fenómeno pone en evidencia la falta de aprovechamiento de los diversos recursos que ofrece la educación superior para ir más allá de ese primer objetivo.

La buena y la mala educación superior

Tan importante es la capacidad del maestro para impartir la materia educativa como la buena transmisión del mensaje al alumno. Si la educación es deficiente y el docente no es el adecuado, puede producirse el absentismo escolar (en algunos países de la Unión Europea, este parámetro raya el 25%).

Otro efecto es el consecuente abandono de la asignatura por frustraciones y privaciones que el alumno siente como propias, cuando el calendario escolar y el programa de la materia impartida tendrían que captar totalmente su atención.

Las diferencias entre la buena y la mala educación superior  por tanto, deberían ser erradicadas de plano, toda vez que el futuro del estudiante dependerá en buena medida de lo aprendido en ese nivel de enseñanza. Además, a los profesores siempre les quedaría la satisfacción de haber formado a seres sociales íntegros y capaces. ¿No crees?

Google+

Tags: ,

Category: EDUCACIÓN

¿Quién escribe? ()

Diplomado en Administración Superior de Sistemas de la Información y nacido en Madrid, Juan Herrón ha colaborado con diversos ensayos, cuentos y poemas en diversos medios literarios, como Pluma y Tintero, y Revista Justa Ediciones. Además, ha publicado sus obras en distintas plataformas: Barnes and Noble, Casa del Libro, Amabook, etc. Es autor de varias obras publicadas en formato digital por las editoriales Oxel Portilla Foundation, Tampa, EEUU; Emooby, en Portugal y Amarante, en Salamanca. Amante de los géneros de misterio, policíaco y ciencia ficción, ha colaborado en los principales portales sobre terror de la red, lo que le ha posibilitado crearse su propio espacio. Actualmente, es representado por la institución literaria Agencia Autores.

Deja un comentario