Elimina las obsesiones para conquistar la paz mental

| 4 septiembre, 2014 | 0 Comentarios
obsesiones

Las obsesiones atacan la paz mental. Foto: morguefile.com

¿Cómo eliminar las ideas parásitas u obsesiones que reducen la calidad de vida y te alejan de la gente? En este artículo te ofrecemos algunas soluciones.

¿Recuerdas la película Mejor… Imposible? ¿Aquella en la que Jack Nicholson interpreta a un escritor que vive atado a una serie de manías sin sentido, como la de lavarse reiteradamente las manos y tirar el jabón cada vez? ¿O la de examinar obsesivamente si ha puesto todos los cerrojos a la puerta? Gracias a ese filme se empezó a conocer mejor un desorden que sufren miles de niños, jóvenes y adultos: el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC).

Síntomas para saber si sufres de obsesiones

Hay una serie de obsesiones indicativas de la presencia del TOC. Estas son algunas de ellas:

  • Pensamientos indeseados e irracionales que aparecen de modo imprevisto y se instalan de forma persistente ocasionando una fuerte ansiedad (por ejemplo, temor de contaminarse con gérmenes o dejar mal cerrada la llave del gas).
  • Necesidad irrefrenable de llevar a cabo una serie de rituales (compulsiones), tales como lavarse repetidamente las manos o no pisar las baldosas de un determinado color.  
  • A veces, el obsesivo queda preso de operaciones mentales, entre ellas, sumar, restar o recordar reiteradamente números telefónicos (compulsiones mentales). Las repeticiones actúan como un “conjuro” para evitar supuestos males mayores.

Diez obsesiones/compulsiones típicas 

  • Contaminación: Produce la compulsión al lavado reiterado, propio o de los objetos. Es el caso de aquellos que cuando van a un hospital, o llegan a casa, por ejemplo, de inmediato se quitan toda la ropa y la lavan obsesivamente.
  • Coleccionismo exagerado: Juntan y acumulan cosas sin control. A veces, su casa está tan abarrotada de objetos que les queda poco lugar para habitarla.
  • Simetría y perfección: Exigen que todo esté en su lugar y en un perfecto orden. Llegan a darse cuenta si alguien corrió  algo del sitio que consideran el correcto.
  • Obsesión somática: Se obsesionan con padecer enfermedades, especialmente incurables, por lo que siempre llevan consigo una serie de medicamentos por si llegaran a “necesitarlos”.
  • Cleptomanía: Roban cualquier cosa en supermercados o negocios sin necesidad. La razón para hacer esto sería sentir una ansiedad exagerada y, luego, el placer de aliviarla cuando no son descubiertos.

Cuándo prestar atención a las obsesiones

  • Te pasas más de una hora al día verificando lo que ya has hecho.
  • Te alejas de tus amigos porque temes que se enteren de tus manías
  • Llegas demasiado tarde a citas o entrevistas de trabajo porque empleas varias horas en el baño personal.
  • Te cuesta horrores decidirte por alguna opción (elegir qué estudiar o cosas tan simples como comprar zapatos). La duda te paraliza, quieres la opción perfecta y, por lo tanto, no eliges nada.
  • Si, finalmente, eliges algo, siempre piensas que la opción descartada era la mejor. La duda se instala de manera patológica.  
  • Has dejado de conducir porque temes perder el control y atropellar a alguien.
  • Crees que si no prestas atención a tus ideas y temores obsesivos tu ansiedad será insoportable.

Si te preocupan alguna de estas ideas, pero te dejan continuar normalmente con tu vida, es probable que tengas una personalidad rígida y perfeccionista, que no llega a ser un trastorno serio ni peligroso para tu vida.

Cómo curar las obsesiones

La forma más eficaz de tratar a un paciente obsesivo-compulsivo es mediante un diagnóstico correcto, la medicación adecuada (suele usarse la sertralina que favorece el funcionamiento de los neurotransmisores y los estados depresivos) y, especialmente, la terapia cognitivo-conductual. Este tratamiento llevaría al enfermo a reconocer lo irracional y absurdo de sus ideas, y a elegir conductas más beneficiosas para su salud.

Google+

Tags: ,

Category: SALUD

¿Quién escribe? ()

Adriana Giannini es periodista, redactora especializada, docente, oradora y coach. Colabora con grandes medios y editoriales de Argentina y España. Sus temas predilectos son: salud, ciencia, psicología, sociedad, coaching y todo aquello que la impulse a investigar y a "educar" a través de la palabra, sus dos grandes pasiones.

Deja un comentario