¿Cómo mejorar las relaciones en el trabajo?

| 26 agosto, 2014 | 0 Comentarios
trabajo

Si te lo propones, puedes mantener excelentes relaciones en el trabajo. Foto: morguefile.com

Deja de amargarte en el trabajo, porque no todos tienen comportamientos, valores o propósitos iguales a los tuyos. Y si quieres anticiparte a los problemas, evítalos.

¿Eres de los que espera, inútilmente, que los demás se amolden a tu forma de ser? ¿O de los que lleva los conflictos del trabajo a casa? Aquí te ofrecemos una serie de estrategias para que puedas llevarte mejor con toda esa gente a la que consideras insoportable. Ellos no cambiarán porque se lo digas. Por el contrario, si tú cambias las habilidades de comunicación, todo mejorará en tu propio beneficio.

Conductas a evitar en el trabajo

1. Nunca utilices expresiones como ésta: “Yo estoy en este trabajo temporalmente. Lo mío es otra cosa”.

Si bien puede ser cierto que tomes un determinado empleo mientras aparece algo mejor, te preparas para el ingreso a la empresa de tus sueños o estás por terminar una carrera, no subestimes tu trabajo que es el que te proporciona ingresos actualmente. Quienes sí piensan quedarse allí, pueden tomarlo como un gesto de soberbia o de desprecio hacia ellos.

2. Jamás hables mal de jefes o compañeros que no están presentes.

Nunca sabes si no llegará a oídos de tu jefe y, quien habla de un compañero que no está, no suele ser bien valorado. No caigas en la tentación de criticar a un colega ausente, aunque todos lo hagan.

3. Evita llegar tarde. Hacerlo te posiciona como alguien con poco control sobre sí mismo.

Llega en el horario requerido, saluda a tus compañeros y cumple con las tareas en los plazos fijados. El compromiso con que te tomes tus tareas hablará de ti, así que te conviene dar una buena imagen si quieres ser valorado.

4. Jamás digas: “En esta empresa nunca progresaremos”.

Si bien es cierto que en muchos puestos de trabajo es casi imposible progresar en responsabilidades o dinero, no es necesario que lo comentes ante el grupo laboral. No seas lapidario con tus opiniones, ya que puedes ofender a quienes tratan de hacer su trabajo con entusiasmo, a pesar de las condiciones.

5. No confundas a tus compañeros de trabajo con tu familia o tus amigos.

No asumas como norma que tus compañeros deben alentarte siempre, por el hecho de compartir muchas horas al día. Si crees que estás entre amigos de confianza o familiares y expones tu vida personal, es muy probable que lo que hayas revelado sobre ti sea usado en tu contra.

Cultiva estas destrezas en el trabajo

Quienes se llevan bien con sus compañeros de trabajo son:

  • Respetuosos de los derechos y la opinión de los demás.
  • Deseosos de elogiar, escuchar y compartir información.
  • Capaces de trabajar en equipo, aportar sus ideas y enriquecerse con las ajenas.
  • Creativos, innovadores y con pensamiento crítico.
  • Capaces de reconocer sus errores y responsables.
  • Operativos ante los inconvenientes.
  • Aptos para manejar sus emociones.
  • Conscientes de separar lo familiar de lo laboral.

Cómo desarrollar habilidades interpersonales en el trabajo

  • Habla pausadamente, exprésate con educación y buenos modos. Verifica si han comprendido tu mensaje y evita las confusiones que llevan a la discusión
  • Si te comunicas de forma escrita o por e-mail, chequea si esa información ha sido bien entendida. La comunicación corporal (gestos, tonos de voz) de la que carece el correo electrónico puede ocasionar interpretaciones erróneas.
  • Siempre que te dirijas a alguien para resolver alguna cuestión, pregúntale si ése es el momento oportuno o si está disponible para escucharte. El hecho de respetar el tiempo y la voluntad del otro, hará que te devuelvan esa consideración.
Google+

Tags: ,

Category: ECONOMÍA

¿Quién escribe? ()

Adriana Giannini es periodista, redactora especializada, docente, oradora y coach. Colabora con grandes medios y editoriales de Argentina y España. Sus temas predilectos son: salud, ciencia, psicología, sociedad, coaching y todo aquello que la impulse a investigar y a "educar" a través de la palabra, sus dos grandes pasiones.

Deja un comentario