¿Se puede enseñar a escribir literatura?

| 17 marzo, 2014 | 2 Comentarios
Enseñar a escribir

Enseñar a escribir literatura: una meta posible. Foto: morguefile,com

Para enseñar a escribir literatura, el coordinador del taller literario debe dar a conocer a fondo los géneros que se van a tratar. En este caso, cuento y novela.

De chicos, muchos de nosotros nos hemos sorprendido frente a ese mundo nuevo que nos mostraba una maestra, esa que se desvivía por enseñar a escribir, por revisar cada letra y cada frase en cada cuaderno de sus alumnos. La veíamos entusiasmada por nuestros avances, deseosa de pasar al próximo paso: enseñar la gramática.

Y después de muchos años, nos damos cuenta de que hemos aplicado aquel aprendizaje mucho más de lo que hubiésemos imaginado. Escribimos durante toda la vida y en todo momento. Pero ¿qué sucede cuando nos sentamos frente a una hoja o una pantalla de computadora dispuestos a escribir un cuento o una novela?

Enseñar a escribir literatura

Contar una historia y hacerlo con calidad literaria no es tarea sencilla; se necesita conocer la técnica. Con técnica me refiero a los recursos que funcionan como motores dentro de la novela o el cuento.

Por ejemplo, reconocer y saber combinar los diferentes tipos de discursos: directo, indirecto, indirecto libre y directo libre. Distinguir cómo y cuándo usar un flashback o un racconto. Dónde conviene dejar un cliffhunger y en qué momento del texto recogerlo. Cómo aplicar las figuras literarias. Aprender a manejar los puntos de vista.

También debemos conocer al dedillo el uso correcto de los signos de puntuación y los guiones de diálogos. Y no olvidar que los diálogos deben tener un fondo físico, para que los personajes no estén en el aire.

Hay que contar la historia como si se la relatásemos a un amigo, sin ornamentos inútiles ni palabras elegantes. Eso han hecho los grandes cuentistas. Las palabras indicadas serán las del personaje o del narrador, dependiendo de la parte del texto que se esté redactando.

No se debe especular con qué pensará de mí —autor— quien vaya a leerla. Porque si la historia es buena, el lector solo pensará en lo que les pasa a los personajes. Y, entonces, el autor habrá logrado su objetivo: escribir literatura.

En los talleres literarios se desarrollan actividades para enseñar a escribir. El buen coordinador da ejercicios espera a que sus talleristas escriban, y luego lee el texto y determina si el cuento funciona o no.

Si no funciona, le dará pautas al autor para que ese texto sí funcione. Después, se pasará a la corrección de estilo. Y ahí se aplicarán los recursos literarios mencionados anteriormente.

Escribir un cuento o una novela

Novela y cuento son parientes, pero no iguales. Julio Cortázar decía: “La novela gana siempre por puntos, mientras que el cuento debe ganar por knock-out. Hablaba del efecto que debe producir el cuento o la novela en el lector.

El novelista es mucho más libre que el cuentista. Muchas veces, los personajes de una novela se le rebelan al autor y actúan según sus propias naturalezas. Es posible que la novela no termine como el novelista lo había planeado, sino como los personajes lo dispongan. En el cuento es diferente. La voluntad del autor debe dominar los hechos y personajes, eso hará que se logre intensidad y tensión.

¿Cómo identificar si una historia funciona?

Si al terminar de leerla, el autor se deshace en explicaciones sobre “de qué se trata” el cuento, es porque algo ha fallado. Todo eso que el autor explica debería quedar claro con la sola lectura. No olvidemos que si el cuento se publica, el autor no estará junto a cada lector para dar explicaciones.

Un último consejo: es mucho más efectivo mostrar lo que pasa que contarlo. ¡Crea escenas, atrapa al lector!

Google+

Tags: ,

Category: CULTURA

¿Quién escribe? ()

Claudia Cortalezzi es escritora y redactora. Cofundó "La Abadía de Carfax" —con Marcelo di Marco y otros—, y antologó el 3º libro de este círculo de horror y fantasía. Escribe ficción y es redactora de libros de información. Coordina talleres de corrección literaria. Tiene varios cuentos premiados y participó en antologías en Argentina, España, Libia y Perú. Su novela, "Una simple palabra", fue editada por Andrómeda, en 2010.

Comentarios (2)

Ir al inicio | RSS

  1. Gracias por tu comentario, Ernesto.
    C1836onincido con que el don de escribir viene de fábrica. Pero, lo que no viene de fábrica es la técnica.
    Te dejo un frase de Antoine Albalat:
    “Si la imaginación no es inflexiblemente dirigida, ¿quién puede saber dónde se detendrá? El mejor talento se deja arrastrar por ella”.

    Saludos
    Claudia Cortalezzi

  2. Ernesto Bustos dice:

    Aplaudo el esfuerzo suyo por tratar de enseñar algo muy complejo y difícil y en algunos casos imposible. El don de escribir viene de fábrica. Lo que se puede conseguir, es hilvanar algunas ideas sobre un papel para tratar de contar una historia, pero si no hay alma, si no hay talento, si se carece de esa virtud de ser entretenido, manejar el drama, la intensidad del relato, no se pueden esperar buenos resultados.
    En todo caso, el esfuerzo es encomiable. Si pudiera hacer algún aporte, estoy a disposición. Soy periodista y escribo desde los siete años. Actualmente tengo 72. Lamentablemente no he publicado todavía. Soy muy perfeccionista y un poco lerdo para tomar decisiones. Colaboro con varios sitios web de España, México y Argentina. Preparo muy propio blog para contar historias y comentar el diario vivir. Eso
    Atte. ebg

Deja un comentario