Los estragos de la violencia en el fútbol

| 4 diciembre, 2013 | 0 Comentarios
Violencia en el fútbol

Las ultras y barras bravas son las principales causantes de la violencia en el fútbol.

La violencia en el fútbol ha sido una sombra constante desde sus inicios, y a pesar de los esfuerzos, sigue presente en las canchas de todo el mundo.

El fútbol siempre ha fungido como un desahogo para el aficionado. Hay personas que sólo son seguidoras de nombre de ciertos equipos; otras tantas, sufren y se regodean al ver los partidos de su club favorito, pero hay otras más que se organizan, hacen rituales, viajan y se financian para apoyar a su team.

Para ellos, no es un pasatiempo: el fútbol es su obsesión. A estos grupos de “apoyo” de todo el mundo se les nombran barras bravas, ultras, porras, torcidas, y son conocidos por provocar la violencia en el fútbol. Si bien este es un fenómeno que ha permeado en todas las ligas del orbe, es en Europa y Suramérica donde se congrega la mayor cantidad de fanáticos peligrosos.

Violencia en el fútbol alrededor del mundo

En Europa, las ultras están pintadas con colores de protesta social, se muestran a favor de la independencia de su país, en contra de un nuevo régimen o son influenciadas por ideologías radicales, las cuales, al conjugarse con la pasión del fútbol, se vuelven una bomba de tiempo.

Las fanaticadas de los equipos Estrella Roja y Partizan, de Serbia; Galatasaray y Fernebahce, de Turquía; Lazio y Catania, de Italia; Millwall, Leeds, West Ham y Chelsea, de Inglaterra; Cardiff, de Gales; Wisla Krakow, de Polonia, y Olympique de Marsella, de Francia, son sólo algunas de las que cuentan con peor reputación en el viejo continente.

En América, por otro lado, este fenómeno es un reflejo de los problemas sociales y la desigualdad. Suramérica es punta de lanza en cuanto a barras bravas, como las de los clubes Universitario de Deportes, de Perú; River Plate, de Argentina, y Colo Colo, de Chile, por sólo mencionar algunas. Desgraciadamente, esta situación también permeó en el resto del continente.

En los últimos años, en México ha habido brotes de violencia sin llegar a tragedias, pero cada vez son más frecuentes. En el actual torneo de Apertura 2013, la Liga MX fue testigo de amenazas de muerte a jugadores de las Chivas del Guadalajara por pobres resultados.

Entretanto, los jugadores del Cruz Azul estuvieron a punto de ser agredidos por sus propios seguidores, quienes saltaron a la cancha enfurecidos luego de la eliminación del equipo de la liguilla por el título.

“La Tragedia de Heysel”, violencia en partidos de alto riesgo

Uno de los recuerdos más dolorosos de violencia en los partidos de fútbol es “La tragedia de Heysel”. El terrible incidente sucedió el 29 de mayo de 1985 en el estadio Heysel de Bruselas, Bélgica, antes del enfrentamiento entre la Juventus y el Liverpool por la Copa de Europa.

La mala ubicación de los seguidores de ambos equipos, la poca previsión de las autoridades, junto con la combinación de un partido de alto riesgo, desataron una pelea campal que provocó la caída de un muro. En estos lamentables hechos murieron 39 aficionados y más de 600 resultaron heridos.

Cuando la violencia en las calles se filtra a las canchas

Desgraciadamente, la violencia en el fútbol no siempre es provocada por aficionados o jugadores. En agosto de 2011, el partido entre Santos Laguna y Monarcas Morelia de la Primera División de México tuvo que ser suspendido poco antes del medio tiempo debido a un tiroteo entre soldados y criminales a las afueras del estadio.

Este hecho provocó pánico y desconcierto tanto en asistentes como jugadores, quienes al escuchar las ráfagas corrieron a buscar refugio en túneles o debajo de las mismas gradas del estadio.

Si bien el máximo organismo del fútbol mundial, FIFA, ha mejorado sus políticas respecto a la violencia en el deporte, sólo la Federación Inglesa ha podido erradicar estos incidentes dentro de las canchas, un logro importante luego de ser considerado el país cuna de los hooligans hace 30 años.

Evidentemente, aún resta mucho por hacer; una verdadera mejoría en este sentido se verá cuando gobiernos y federativos trabajen en conjunto.

Google+

Tags: ,

Category: DEPORTE

¿Quién escribe? ()

Fátima Espino estudió Comunicación Organizacional en la Universidad Autónoma del Noreste en México, lo cual le abrió las puertas para incursionar en el marketing, la comunicación política y la docencia. En los últimos años, la web 2.0 le dio la oportunidad de desarrollarse como articulista freelance en Suite101.net, en donde sus temas se enfocan en estilo de vida, hobbies y entretenimiento. Actualmente es traductora freelance.

Deja un comentario