El alcohol no sería bueno ni en pequeñas cantidades

| 18 junio, 2013 | 0 Comentarios
El alcohol no es bueno

El alcohol no es bueno para la salud. Foto: stock.xchge.

Consumir alcohol moderadamente no ofrecería ningún beneficio a la salud como aseguran algunos estudios, o al menos se necesitan muchas investigaciones todavía para comprobarlo.  

El papel de bueno de la película que ciertos estudios le habían concedido al consumo moderado de alcohol inició su recorrido hacia el rincón de los protagónicos descalificados.

Luego de que otras investigaciones echaran por tierra las supuestas virtudes de la práctica, a esta no le ha quedado otra alternativa que sustraerse del positivo rol que le habían adjudicado.

Atención, bebedores: el alcohol no es bueno para la salud ni siquiera en pequeñas cantidades.

Ventajas del alcohol en entredicho

Tras analizar estadísticas oficiales procedentes de varios países, expertos citados por la revista British Medical Journal (BMJ) demostraron que no existe una relación beneficiosa entre la ingestión moderada de bebidas alcohólicas y la salud, o —por lo menos— habrán que realizarse muchas otras investigaciones para corroborarla.

Estos especialistas aseguran que el consumo de dos vasos diarios de vino no disminuiría el riesgo de enfermedades cardiovasculares y que la ingestión comedida de cerveza tampoco revitalizaría la salud cardíaca ni retrasaría la aparición de la menopausia.

Mucho menos reduciría el peligro de malformaciones en la médula espinal y el llamado colesterol malo, ni repercutiría positivamente sobre los agentes oxidativos que provocan el envejecimiento del organismo, tal como se había anunciado.

Durante su período de protagonismo, el consumo moderado de bebidas alcohólicas también fue considerado positivo para las personas de la tercera edad, quienes suelen padecer de dolencias degenerativas, como la pérdida visual y el Mal de Alzheimer.

Pero, según los científicos citados por BMJ, aún no se ha comprobado totalmente esa hipótesis, de ahí que no es recomendable que los viejos la tomen como bandera.

El alcohol no es bueno ni para los light drinkers

La revista Annals of Oncology dio a conocer los resultados de una investigación realizada por expertos de la Universidad de Milán, en Italia. El estudio, que incluyó a más de 92 000 light drinkers, encontró que incluso estos bebedores moderados de alcohol están en peligro de sufrir cáncer oral, de faringe, esófago y mama.

La peor parte, sin embargo, toca a las mujeres, pues el nivel de consumo aconsejado para ellas es menor que el de los hombres, al menos en Estados Unidos (por lo general, los varones pesan más que las féminas, por tanto, estas tienen menos agua en su organismo, lo que hace que el alcohol no se diluya fácilmente y afecte muchos más órganos).

Esto quiere decir que para las estadounidenses que beben (13%), es muy fácil sobrepasar el límite de ingestión moderada establecido por la Guía de Nutrición de este país, lo que las vuelve más vulnerables a las enfermedades citadas.

Las bebidas alcohólicas en la sociedad

Ya que las bebidas alcohólicas son consideradas como la droga social por excelencia, las supuestas ventajas de su consumo prudencial encontraron bastantes seguidores alrededor del mundo. Incluso, muchos se apresuraron a reclamar por qué tal buen anuncio no se había dado a conocer antes.

Ahora, con los resultados descritos, a no pocos se les caerá el ánimo dada la mala nueva de que la ingestión de alcohol, aun practicada con mesura, no surte ningún efecto favorable para la salud.

Lógicamente, siempre habrá quien se rehuse a creer lo que no quiere creer, pero lo cierto es que cuando se habla de alcohol, son mayores los daños que los beneficios, según el National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism.

El alcohol y sus consecuencias

Calificado como una enfermedad, el alcoholismo no solo ocasiona problemas a quien lo padece, sino también a sus familiares. Clínicamente, puede causar diversos males, entre ellos, hipertensión arterial, cáncer de estomago y cirrosis hepática. Socialmente, puede afectar la imagen del individuo frente a quienes le rodean.

Como bebidas sociales, la cerveza, el vino, el ron y la inmensa variedad de cremas y licores suelen aderezar los encantos de cualquier celebración en compañía de personas queridas, pero —en la escena cotidiana que es la vida— siempre habrá que tenerse mucho cuidado para no sucumbir ante el efluvio de tan “nobles personajes”.

Google+

Tags: ,

Category: SALUD

¿Quién escribe? ()

Migdalis Pérez Castillo es una periodista cubana con experiencia en prensa escrita, radial, televisiva y digital. Sus artículos han encontrado espacio en reconocidos medios de prensa cubanos e iberoamericanos, entre ellos, la agencia de noticias Prensa Latina, el Sistema Informativo de la Televisión Cubana, la emisora Radio Reloj, las publicaciones nicaragüenses La Prensa y El Nuevo Diario, la revista chilena Punto Final, el periódico mexicano Excélsior, el portal online Suite101 y Vista magazine. Actualmente, escribe para la versión online de Qué Rica Vida, el periódico Negocios Now y la revista Catalejo, a la que también dirige.

Deja un comentario