El tabaquismo contra usted

| 7 noviembre, 2012 | 0 Comentarios
El tabaquismo y sus consecuencias para la salud

Combatir el tabaquismo y sus consecuencias para la salud es una tarea prioritaria. Foto: morguefile.com

El tabaquismo y sus consecuencias para la salud son flagelos que agobian al mundo moderno. Una actitud proactiva y responsable ante el fenómeno podría salvarnos de sus efectos.

En cualquier etapa de la vida, el hábito de fumar, o la exposición al llamado humo de segunda mano, es un acto profundamente nocivo, causante de un gran número de enfermedades mortales.

Tabaquismo: consecuencias para la salud

El cáncer pulmonar, el bucal y las dolencias cardiovasculares y respiratorias, son solo algunos escasos ejemplos de lo que la nicotina, componente activo del tabaco, puede provocar en la salud humana.

De forma casi imperceptible, las propiedades adictivas de esta sustancia van convirtiendo a quienes la consumen en seres dependientes, incapaces de valorar su poder autodestructivo y los daños colaterales que provoca.

Efectos del tabaquismo no distinguen entre “justos y pecadores”

Fumar representa un hueco incalculable en la economía de las personas consumidoras de tabaco, además de causar daños irreversibles en la salud de quienes le rodean: los llamados fumadores pasivos.

Estas personas, que no han escogido fumar, reciben tanto daño como los que consumen la sustancia directamente, y son, en la mayoría de los casos, esposos, padres, hijos, amigos; gente cercana y querida, con todo el derecho de mantener el estilo de vida saludable que han elegido.

¿Consejos para dejar de fumar?: el poder es suyo

Uno de los primeros pasos para enfrentar el tabaquismo y sus consecuencias es dejar de ver la adicción al tabaco como un asunto ajeno y distante, cuando la realidad es que toca a muchas puertas con más frecuencia de la que podemos imaginar.

La verdadera solución comienza por nosotros mismos. Toda persona debe ser capaz de impregnarle a sus actos una alta cuota de responsabilidad, principalmente, cuando las medidas se encuentran al alcance de quienes decidan optar por ellas.

Más allá de lo que puedan divulgar la radio y la televisión, lejos de frases gastadas y textos manidos, yace la posibilidad de incorporar una actitud proactiva y juiciosa a nuestra conducta social. Este será el camino más sensato y eficaz que pueda emprender cualquier individuo para salvaguardar su salud y la del prójimo.

No sea usted ese que constituye una preocupación para sus convivientes, una amenaza para la sociedad y un daño  para su medio ambiente. No retrase más la decisión correcta, cuando mañana puede ser tarde. No espere por un momento oportuno y preciso, que hoy puede ser un gran día para empezar.

Eche mano a toda su buena voluntad y entereza y diga que no al tabaco, al menos, por primera vez. Todos le agradecerán y usted podrá estar orgulloso de sí mismo.

Google+

Tags: , , , , , , , , , ,

Category: OPINIÓN, SALUD

¿Quién escribe? ()

Giamna Elena Pérez Machado, cubana, se graduó de Comunicación Social en la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas, en el año 2011. Desde entonces trabaja en Telecubanacán, canal provincial de televisión, donde, además de la labor que desempeña como Especialista de Programación, colabora con trabajos de crítica y orientación social. Sus publicaciones pretenden exponer, de manera objetiva, su percepción de la realidad para un público que ame la palabra de buen gusto.

Deja un comentario