Cómo ser feliz en la vida y en el trabajo gracias al coaching

| 2 noviembre, 2012 | 0 Comentarios
Cómo ser feliz en la vida y en el trabajo

Cómo ser feliz, un dilema recurrente en el ser humano. Foto: morguefile.com

Cómo ser feliz en la vida, un dilema siempre presente. El coaching personal aporta pistas sobre el camino a la felicidad desde la inteligencia emocional.

Cómo ser feliz es uno de los propósitos más recurrentes en el ser humano y uno de los secretos mejor guardados de todos los tiempos. Los alquimistas que creaban las fórmulas magistrales de hace unos siglos le pasan el testigo a los coachers actuales.

Hoy por hoy ya es posible averiguar cómo ser feliz en la vida y en el trabajo, puesto que una nueva ciencia ha empezado a materializarse con el objetivo de perfilar al máximo el desarrollo personal y profesional de todos aquellos que se plantean la pregunta del millón.

En realidad, el coaching de vida partió del ámbito deportivo, tal vez más enfocado hacia la búsqueda de la felicidad en el trabajo o la consecución de resultados en la competición. Sin embargo, en función de ese carácter de entrenamiento, empezó a tomar forma una nueva filosofía basada en el análisis individualizado de las destrezas, preferencias y talentos de una persona en particular con la idea de potenciar en lo posible sus capacidades y virtudes para obtener el máximo rendimiento.

Cómo ser feliz en la vida: cómo ser feliz con uno mismo

Evidentemente, el coaching personal constituye una disciplina aún muy joven, pero son varios los estudios que la misma presenta ante la posibilidad de establecer un punto de partida sobre el qué basar el secreto de la felicidad.

Al parecer, no se puede concebir el bienestar y el desarrollo personal sin averiguar previamente cómo ser feliz con uno mismo. Por tanto, reconocer los aspectos positivos que nos definen y aceptar las limitaciones que nos afectan nos convierte en candidatos perfectos para recabar felicidad.

Por otro lado, se sabe que promocionar la propia autoestima genera un estado de serenidad que podría considerarse como el precursor de la felicidad. A ese respecto, una de las tácticas a la que los coachers suelen recurrir para incrementar esa sensación de seguridad en uno mismo es la motivación personalizada a través del impulso de la inteligencia emocional.

En ese sentido, la habilidad a la hora de lidiar con los sentimientos propios y ajenos conlleva que los resultados obtenidos con cualquier proyecto o actividad adopten un cariz mucho más enriquecedor. Sentir es esencial para vivir.

El secreto de la felicidad se guarda en frascos pequeños

Además de la inteligencia emocional en tanto que herramienta para encontrar la clave del éxito, cabe destacar que existe otra pauta esencial que se intenta transmitir no sólo a través del coaching personal, sino también por medio de las orientaciones psicológicas más vanguardistas.

En una sociedad en la que priman las tecnologías punteras, las ciencias de la comunicación y la inmediatez de un mundo vertiginoso que no se detiene ante nada, nos encontramos con que los grupos humanos aspiran a grandes logros y grandes riquezas. Sin embargo, la sencillez forma parte de la esencia.

Sin lugar a dudas, resulta bastante complicado contentar a las actitudes devoradoras y disconformes que nunca se dan por satisfechas, sobre todo dada su costumbre de conseguir con carácter inmediato aquello para lo que han dedicado un esfuerzo más bien mínimo.

Ahora bien, parece que los verdaderos líderes en el colectivo de los “felices” superan siempre una prueba común, ya que todos ellos aprenden a valorar los pequeños detalles con cada uno de sus actos; de ahí su aproximación a una esfera de autenticidad en la que se origina el camino a la felicidad. Ser feliz es, pues, apreciar lo más básico.

En resumidas cuentas, al igual que sucedería con cualquiera de los tesoros legendarios incluidos en el argumento de un libro o una película, conviene recordar que el ejercicio de la profesión y el desarrollo personal que se da con el día a día no cobra importancia por la cantidad de ceros que ostenta una determinada cifra ni por lo estrepitoso de un aplauso; sino por una sensación de calma continua y aceptación de uno mismo que deriva en un estado etéreo y pasional. Tal vez, sólo tal vez… se trate de la felicidad.

Google+

Tags: , , , , , , , , , ,

Category: SOCIEDAD

¿Quién escribe? ()

Eva Llorens Simón es Licenciada en Traducción e Interpretación y compagina su función como docente e investigadora en la Universidad de Alicante (España) con labores afines a la esfera comunicativa, como la traducción y la redacción de contenidos. Cuenta con experiencia en enseñanza de idiomas, confección de materiales docentes y creación de textos originales de autoría propia. Igualmente, destaca la reciente publicación de su novela "Oquedad. Una historia de hoy"

Deja un comentario