La proxemia: una forma más de comunicar

| 4 septiembre, 2012 | 0 Comentarios
Proxemia

Proxemia: respeto por el espacio físico de los demás. Foto: morguefile.com

Dentro de la comunicación no verbal, el lenguaje corporal es clave para entender las relaciones interpersonales. ¿Qué es la proxemia y qué rol desempeña? 

Dentro de los factores imperantes en la expresión corporal de cada persona, la palabra espacio ocupa un importante lugar, sobre todo, cuando se habla de lenguaje no verbal, presente desde el surgimiento del hombre.

Todos guardamos determinadas distancias en dependencia de la persona con la que nos estemos relacionando. Un estudiante busca sentarse en una misma silla en el salón de clases cada día, una mamá siempre está lo más cerca posible de sus hijos, un hombre y una mujer acortan sus distancias a medida que se van conociendo. Es que los espacios tomados por las personas para interactuar cambian considerablemente de una cultura a otra.

Estamos hablando de la proxemia, un término acuñado por el doctor y antropólogo Edward T. Hall en referencia a las distancias medibles en las relaciones interpersonales.

Proxemia y comunicación

¿Quién no se ha molestado cuando un extraño se le acerca demasiado en el bus?, ¿qué pensar cuando un ser querido guarda cierta distancia?

La proxemia o territorialidad constituye una parte esencial en la comunicación no verbal del ser humano, es por ello que el modo de interactuar o no con un individuo puede ocasionar reacciones adversas si no respetamos su espacio.

Como bien diría Hall, “el espacio personal es otra forma de territorialidad. Cada persona tiene alrededor una ‘burbuja’ invisible de espacio que se expande o contrae dependiendo de numerosos factores: el grado de relación con las personas alrededor, el estado emocional de la persona, su trasfondo cultural y la actividad que está realizando en ese momento”. 

La proxemia y las diferentes culturas

Cada cultura tiene sus propias costumbres y tradiciones; el espacio que para una es válido puede ser un completo prejuicio para la otra. Por ello pudiera decirse que la percepción del individuo, tanto del espacio social como del personal, está determinada por la cultura.

Precisamente, Hall diferenció dos tipos de culturas:

  • Las culturas de contacto: mantienen distancias pequeñas. Por lo general, las personas tienden a estar más confortables cerca de las demás. Esto se observa en los pueblos mediterráneos y latinos.
  • Las culturas de no contacto: abogan por amplias distancias. Ello se puede observar tanto en norteamericanos como en europeos, anglosajones y asiáticos.

Ejemplos de proxemia

En la India, por ejemplo, las mujeres no pueden interactuar libremente con los hombres, mientras que para los latinos eso es algo muy normal. Los ingleses, entretanto, son famosos por prestar atención y mantener un contacto permanente en sus pláticas, sin embargo, en América Latina, muchas personas acostumbran a estar en mil cosas a la vez aunque estén conversando.

Las relaciones espaciales intervienen considerablemente en el lenguaje corporal de todo ser humano. Es increíble ver cómo los límites territoriales pueden influir directamente en la vida cotidiana y en la comunicación intercultural. Mantener el control sobre este espacio resulta un factor decisivo en la satisfacción de cada individuo.

Curiosamente, la palabra ‘proxemia’ no se encuentra registrada por la Real Academia de la Lengua Española (RAE). Algo parecido sucede con el término ‘territorialidad’, al que la RAE no le da un significado equivalente al de proxemia. No obstante, ambos vocablos son usados por la sociedad como sinónimos, y por lo expertos, como objeto de estudio en diferentes ciencias.

Google+

Tags: , , , , , , , ,

Category: SOCIEDAD

¿Quién escribe? ()

Lilian C. Mustelier Puig es Máster en Administración de Empresas, licenciada en Ciencias de la Información y Bibliotecología y profesora de español para no hispanohablantes. Se identifica con los temas tecnológicos, empresariales y lingüísticos.

Deja un comentario