Neologismos y arcaísmos en la formación de palabras

| 28 julio, 2012 | 0 Comentarios

Los neologismos y arcaísmos son términos presentes en el español de nuestros tiempos. Unas palabras se van y otras llegan para quedarse. La riqueza del léxico.


arcaísmos y neologismos

Arcaísmos y neologismos del idioma español.

Dentro de la lingüística, la neología ha dado a las lenguas vitalidad y dinamismo mediante la formación de nuevas palabras a los que todos llaman neologismos. Este término hace referencia a nuevos vocablos formados por la necesidad del hombre de nombrar una nueva realidad.

Como dirían algunos lingüistas, este proceso es un reflejo de la aparición de nuevos conceptos u objetos a través del tiempo, por medio de la asociación de sonidos o letras, la reutilización de elementos sintácticos y morfológicos o, simplemente, por la introducción de palabras pertenecientes a otros sistemas lingüísticos.

El surgimiento de cada neologismo va de la mano con la historia y todos los procesos que en ella se van gestando. Así lo plantea la escritora Gloria Guerrero Ramos en su libro Neologismos en el español actual: “las circunstancias del intercambio de lenguas propician la creación de nuevos términos denominados neologismos. El término neologismo nace en el siglo XVIII para designar una afectación en la manera de expresarse; el de neología, unos lustros más tarde, se refiere al  arte  de  innovar  siguiendo  el progreso  de las  ideas”.

¿Qué es un neologismo?

Como bien afirma María Tadea Díaz Hormigo, profesora e investigadora de la universidad de Cádiz, España, “desde  el  punto  de  vista  de  los  recursos  utilizados  para  la  creación  de neologismos, el  más  empleado  por  su  carácter  histórico  es  el  de  la  formación  de palabras. Este procedimiento se centra en la creación de nuevas palabras a partir de otras ya existentes, empleando las modalidades de afijación, es decir, la prefijación, la sufijación y la composición”. 

  • La prefijación se da por la unión a la raíz de la palabra de prefijos, provenientes por lo general del latín o del griego y añadidos ante de la misma, por ejemplo: ‘antiterrorista’, ‘apolítico’, ‘extrasalarial’, ‘reconversión’ mientras que los sufijos se sitúan detrás del lexema o palabra, entre los que se pueden encontrar: ‘ricacho’, ‘neuralgia’, ‘otitis’ u otros.
  • La composición consiste en crear un lexema o palabra nueva a partir de dos ya existentes, por ejemplo: ‘espantapájaros’, ‘largometraje’, ‘videoconferencia’, ‘limpiaparabrisas’.
  • El acortamiento: permite acortar las palabras y, por lo general se usa en el lenguaje juvenil en palabras como: ‘tranqui’, ‘tele’, ‘profe’ o ‘depre’.
  • La parasíntesis: combina la derivación y la composición. Además, hace uso a la vez tanto de prefijos como de sufijos, ejemplo: ‘intramuscular’.
  • La acronimia: formación de una palabra por medio de dos, así se puede observar: ‘autobús’, de la unión de automóvil y ómnibus, ‘cantautor’ de cantante y autor.
  • Las siglas: unión de varias letras en una sola palabra, por ejemplo: OTAN, ONU u 11-S.
  • Los préstamos o extranjerismos: innumerables en el idioma español pues son unos de los más frecuentes. Entre los más escuchados se encuentran: ‘ballet’, ‘ketchup’, ‘chef’ o ‘sexy’

¿Qué es un arcaísmo?

En contraposición con los neologismos se encuentran los arcaísmos, es decir, palabras fuera de uso que han dejado de emplearse de forma activa en el habla o en la mente de la generación que les aplicaba. Razones evidentes indican que unas palabras se usan más en la comunicación diaria que otras, de ahí que la frecuencia de su uso se debe a los distintos grados de necesidad social.

Una de las obras literarias con más arcaísmos es Don Quijote de la Mancha, Ello se puede observar en fragmentos como los siguientes: “Vuestra merced se reporte y vuelva en sí y coja las riendas a Rocinante, y avive y despierte, y muestre aquella gallardía que tengan los caballeros andantes”, o “Llenósele la fantasía de todo aquello que leía en los libros, así de encantamientos como de pendencias, batallas (…) y asentósele de tal modo en la imaginación que era verdad toda aquella máquina de aquellas sonadas soñadas invenciones que leía, que para él no había otra historia más cierta en el mundo”.

Algo parecido ocurre en el poema “El Mío Cid”, en el que Rodrigo Díaz de Vivar, el personaje principal, menciona: “¿Qué pasa aquí mis mes nada?”

Tipos de léxico

Cada individuo, en dependencia de su estatus social, profesión, edad o nivel cultural, emplea unas palabras y descarta otras, a pesar de que las entienda o conozca su significado. Es que cuando se habla de neologismos y arcaísmos, hay que resaltar los dos tipos de léxicos existentes en el español, es decir, el léxico activo, utilizado en la vida cotidiana y, por consiguiente, en los actos del habla y el léxico pasivo, que es el que se comprende, pero no se usa.

Así, entre ‘agora’ y ‘ahora’, ‘yelmo’ y ‘casco’, ‘bizarro’ y ‘valiente’, se usa más la segunda palabra en cada caso. Hoy día existe una relación evidente entre la división del léxico nuevo (neologismos) y del viejo (arcaísmos) por una parte, y por la otra, una división en léxico activo y pasivo aunque, por regla general, los arcaísmos tienden a ser pasivos.

Aun cuando los neologismos tienen lugar en medio del avance científico y tecnológico, en muchos países de Latinoamérica se siguen usando algunos arcaísmos.

Google+

Tags: , , , , , , , , , ,

Category: EDUCACIÓN

¿Quién escribe? ()

Lilian C. Mustelier Puig es Máster en Administración de Empresas, licenciada en Ciencias de la Información y Bibliotecología y profesora de español para no hispanohablantes. Se identifica con los temas tecnológicos, empresariales y lingüísticos.

Deja un comentario