América Latina y las variantes del español

El  español en América Latina ha sido influenciado no solo por las lenguas indígenas, sino también por los idiomas de los inmigrantes que llegaron a estas tierras. 


español

El español varía según la región en la que se hable.

En más de 20 países se habla español hoy día, aunque este varía en dependencia  de la región donde se habla, Esto se debe a factores históricos, socioculturales y geográficos que se han venido dando a través del tiempo y que evidencian diferencias diatópicas (variantes lingüísticas entre regiones geográficas), diastráticas (cambios  vinculados con el ámbito social y cultural, la edad, el sexo y otros aspectos) y diafásicas (variantes relacionadas con el uso de la norma culta o coloquial).

Como se sabe, el idioma español nace del latín, y con la conquista de los españoles a América Latina y la mezcla con las lenguas aborígenes, es que se origina la variante propia de cada país. Surgen así influencias no solo en el léxico, sino también en la pronunciación y la gramática. Aunque cabe resaltar que, aparte del aspecto lingüístico indígena, también hubo inmigrantes de otros continentespor consiguiente, la manifestación hablada y escrita que estos traían, en dependencia de su nivel social, igualmente tuvo que ver.

Idioma español: rasgos fonéticos

Como bien menciona la lingüista e incasable investigadora Teresa Pérez Bello, desde el punto de vista fonético existen diversos rasgos que hacen evidente las diferencias entre el español hablado en un país u otro.

  • El seseopronunciación de los fonemas /c/, /s/ y /z/ como [s]. Este fenómeno se da en países hispanohablantes de América, la zona central de Andalucía y las Islas Canarias, de España.
  • El ceceo: pronunciación de /c/ (ante /e/, /i/), /s/ y /z/ como [θ]. Por lo general, se puede observar en España peninsular, República Dominicana y Centroamérica.
  • La aspiración del fonema /s/ en el final de la palabra se pronuncia como [h]. Esto se observa en Cuba y Andalucía.
  • La conservación de la /s/ implosiva se puede ver en zonas como México, Venezuela, Colombia, Perú, Bolivia y el norte de Argentina.
  • La pronunciación ápico-alveolar del fonema /s/ en el centro norteño de España.
  • La pronunciación predorsal de la /s/, es decir, la punta de la lengua baja y se apoya en los dientes inferiores. De igual forma se observa en zonas como Cuba y Andalucía.
  • El yeísmo: pronunciación de las letras “y” y “ll” como [y]. Muy común en Bolivia, Perú, Uruguay, parte de Colombia y otros países de América Latina.
  • La realización de la /r/ final con diferentes pronunciaciones, desde vibrante alveolar en países como Argentina, Perú, Bolivia, Colombia, hasta la aspiración o elisión de ésta en partes del Caribe, Ecuador, Venezuela y otras naciones.

Español: rasgos gramaticales o morfosintácticos

Ahora bien, desde el punto de vista gramatical, en América Latina se pueden observar grandes diferencias entre las que se pueden encontrar:

  • El voseo, uso de ‘vos’ en lugar de ‘tú’, frecuente en países como Colombia, Paraguay, Argentina y Uruguay.
  • El uso diferente de la derivación mediante diminutivos y aumentativos: ‘ahorita’ voy, ‘la muchachada’, ‘compadrada’, etcétera.
  • La adverbialización de adjetivos, por ejemplo: ‘hablan lento’.
  • El gran empleo de diminutivos afectivos como: ‘tuyita’, ‘tempranito’, ‘ahorita’, etcétera.
  • El uso del perfecto simple, ejemplo: ‘hoy comí’ por hoy ‘he comido’.
  • La utilización de locuciones adverbiales típicas, como ‘no más’ o ‘recién’ con el significado de “ahora mismo”.

Lengua española: rasgos léxico-semánticos

  • Influencia de lenguas indígenas.
  • Uso habitual de perífrasis.
  • Presencia de préstamos lingüísticos o extranjerismos como: ballet, ketchup, etcétera.
  • Uso de arcaísmos en algunos países de América Latina como: ‘cobija’, cobija, ‘frazada’ como ‘manta’.
  • Empleo de vulgarismos.
La evolución del español ha traído como consecuencia un nivel de creatividad extraordinario en los pueblos tanto de América Latina, el Caribe y España. El léxico es, a veces, incuantificable y diferente: una misma cosa puede tener un nombre distinto en cada región.
Por ejemplo: lo que es ‘durazno’ para algunos, para otros es ‘melocotón’; lo mismo sucede con ‘tanque’ y ‘depósito de gasolina’, ‘manejar’ y ‘conducir’, ‘tomar’ y ‘beber’, ‘botar’ y ‘echar’, ‘arvejas’ y ‘guisantes’, ‘tostones’ y ‘patacones’, ‘col’ y ‘repollo’, todas con igual significado, pero dichas de un modo distinto en diferentes regiones.

Definitivamente, el estudio de las variantes del español permite un mayor conocimiento y cultura sobre el idioma, además de reducir las barreras de comunicación entre los países hispanohablantes.

Google+

Tags: , , ,

Category: EDUCACIÓN

¿Quién escribe? ()

Lilian C. Mustelier Puig es Máster en Administración de Empresas, licenciada en Ciencias de la Información y Bibliotecología y profesora de español para no hispanohablantes. Se identifica con los temas tecnológicos, empresariales y lingüísticos.

Deja un comentario