Fonética y fonología en la enseñanza de ELE

El estudio de la fonética y la fonología del español como lengua extranjera (ELE) resulta vital en el aprendizaje de este idioma.


fonética y fonología

Órganos de la cavidad bucal que intervienen en el habla.

Hoy día, cuando se enseña el español como lengua extranjera (ELE), muchos profesores hacen énfasis en la gramática y el vocabulario dejando a un lado el aprendizaje de una materia tan importante como es la Fonética y Fonología, dos ciencias pertenecientes al campo de la lingüística.

Como bien dijera el escritor Francisco Moreno Fernández en 2002, “es un hecho que la práctica de la fonética suele ocupar un lugar secundario en los programas de enseñanza y aprendizaje de lenguas segundas y extranjeras”.

Fonología: conceptualización

Con la fonología se pueden estudiar todos los fenómenos sonoros de la lengua que, según diversas reglas, pueden combinarse y dar lugar a unidades superiores, dicho de otra manera, a los sonidos que tenemos en nuestra mente. Su unidad de estudio es el fonema y cada uno de éstos se realizan en el habla como sonidos.

Sus rasgos esenciales permiten diferenciar una palabra de otra, es decir, distinguir los significados de las palabras y construir significantes en la lengua. Por ejemplo: /dos/, /tos/, /nos/ o /páso/, /péso/, /píso/. Aquí cada cambio produce una variación en el significado de la palabra.

La fonética y el habla

La fonética, por otra parte, estudia los fenómenos sonoros del habla, analiza las unidades materiales y perceptibles de acuerdo a sus propiedades articulatorias y acústicas teniendo como unidad de estudio el fono, es decir, sonidos que varían en cada persona debido a las diferencias en forma, tamaño y constitución de los órganos que intervienen en la producción del sonido articulado. Similar a lo que ocurre en un mismo individuo cuando cada sonido varía en dependencia del contexto en el que se encuentre.

La articulación del sonido [n] en la palabra ‘antes’ no es el mismo producido en ‘ángulo’ o en ‘ancho’. Esto se debeprecisamente, a la posición diferente que adoptan los órganos articulatorios dentro de la cavidad bucal, así como a la existencia de sonidos sordos y sonoros.

La fonética y la fonología en la clase

Un buen dominio de estas ciencias, en el idioma que se esté aprendiendo, posibilita y asegura un correcto desarrollo de destrezas lingüísticas como la comprensión y la expresión oral.

Cuando un estudiante aprendiente de una segunda lengua no adquiere conocimientos fonéticos necesarios, se podrán ver no solo errores en su pronunciación, sino, además, en su nivel de lengua, la que no podrá compararse con la de un alumno que sí haya aprendido nociones de estas ciencias.

Como bien mencionara la lingüista y catedrática Dolors Poch Olivé en 1993, “no se puede considerar que un estudiante ha llegado a adquirir un buen nivel de conocimiento de lengua extranjera si su pronunciación es muy defectuosa, a veces, hasta el punto de dificultar la comunicación debido a que los hablantes nativos de la lengua que estudia no pueden llegar a entenderle cuando habla dicha lengua”.

Si bien es cierto que la gramática y el vocabulario tienen un mayor peso en una clase de lengua extranjera, sería de gran utilidad que los profesores también tuvieran conocimiento o, al menos, algunas nociones necesarias de fonética y fonología con el objetivo de hacer las debidas correcciones de pronunciación, entonación y ritmo.

Google+

Tags: , , , , , , ,

Category: EDUCACIÓN

¿Quién escribe? ()

Lilian C. Mustelier Puig es Máster en Administración de Empresas, licenciada en Ciencias de la Información y Bibliotecología y profesora de español para no hispanohablantes. Se identifica con los temas tecnológicos, empresariales y lingüísticos.

Deja un comentario